Seguro por incapacidad de largo plazo

Una incapacidad de largo plazo puede ser devastadora también desde el punto de vista financiero. Mientras usted podría utilizar sus ahorros personales para cubrir sus gastos en forma temporal durante el periodo en el cual no está trabajando, la mayoría de las personas no se encuentran en posición financiera para afrontar los inconvenientes de estar fuera del trabajo por un periodo extendido de tiempo o de no poder ser “empleable” en forma permanente.

Cuando piense en un seguro por incapacidad, piense acerca del impacto que implicaría perder su salario (o el de su cónyuge) sobre sus finanzas familiares generales. Si usted aporta el 100% del salario de su familia, o bien usted es una persona soltera que provee el 100% de su ingreso de vida, ¿cómo se las arreglará para pagar las cuentas y cubrir sus gastos si no tuviera ningún ingreso y si llegara a incapacitarse y le fuera imposible trabajar? Y aún si usted tiene otra persona que contribuye a su ingreso, ¿con cuánto esa persona contribuye a su ingreso general de la casa? Por ejemplo, si usted gana $35.000 y su cónyuge gana $25.000, el ingreso total de la casa será de $60.000. Su salario, por consiguiente, representa un 58% de ese monto. Y si llega a incapacitarse y le fuera imposible trabajar, perder su salario significará que el ingreso de su hogar se recortará en más de la mitad. Haga el mismo cálculo con los otros ingresos de su casa. ¿Qué impacto representaría, en este sentido, perder el ingreso que genera su cónyuge?

Es importante notar que el seguro de largo plazo por INCAPACIDAD NO es lo mismo que un seguro de largo plazo de CUIDADO DIARIO.  El seguro de cuidado diario a largo plazo ayuda a las personas al pago de la asistencia con actividades diarias de vida (es decir, comer, bañarse, vestirse, etc.), debido a que no pueden ejecutar estas actividades por su propia cuenta a causa de una enfermedad, lesión o avanzada edad. El seguro por incapacidad de largo plazo le ofrece un reemplazo parcial de su ingreso por una cantidad especificada de tiempo en tanto usted esté imposibilitado de trabajar o si usted se ve forzado a aceptar un trabajo de menor paga debido a su incapacidad.

Qué incapacidades se encuentran cubiertas
La definición de “incapacidad” varía ampliamente. Si usted considera comprar seguro por incapacidad de largo plazo, es importante saber cómo un asegurador potencial define “incapacitado” o “discapacitado”, de modo que sepa cuándo y bajo qué condiciones será elegible para recibir beneficios. Por ejemplo, algunas compañías definen “incapacitado” como la imposibilidad de continuar en el trabajo actual. Otras definen “incapacitado” como la condición de no poder trabajar en absoluto.

Tipos de pólizas de seguro por incapacidad de largo plazo
Hay dos grandes tipos de seguro por incapacidad de largo plazo: (1) pólizas garantidas renovables (guaranteed renewable policies) y (2) pólizas no cancelables (non-cancelable policies).

  1. Pólizas garantidas renovables. Con esta forma de seguro por incapacidad a largo plazo, su póliza está garantizada para que sea renovada durante tanto tiempo como usted haga los pagos de su prima a tiempo. Sin embargo, su compañía de seguros puede incrementar su prima si lo hace así con todos los titulares de pólizas dentro de su clase de calificación.  
  2. Póliza no cancelable. Con esta forma de seguro por incapacidad a largo plazo, su póliza no podrá ser cancelada si usted paga sus primas a tiempo. El monto de su prima no será aumentado y sus beneficios no podrán ser reducidos.

Qué es lo que paga el seguro
El seguro por incapacidad de largo plazo le pagará un porcentaje de su salario mientras esté imposibilitado de trabajar. De modo que si usted está en un trabajo en el cual gana $50.000 al año y su póliza de seguro por incapacidad de largo plazo le paga un 60% de su salario, usted recibirá $30.000 en concepto de beneficios mientras se encuentra incapacitado.

Si le es posible volver a trabajar otra vez, pero en un trabajo que pague menos que su trabajo anterior, muy probablemente el seguro pagará el mismo porcentaje de beneficios en el caso un salario más bajo. Por ejemplo, digamos que usted se encuentra trabajando en ese mismo empleo en el que gana $50.000 y tiene una lesión fuera del trabajo que le hace imposible continuar trabajando. Su seguro por incapacidad a largo plazo le cubre el 60 por ciento de su actual salario; así, mientras esté incapacitado recibirá del seguro $30.000. Luego, después de un año, usted puede volver a trabajar, pero en un empleo en el cual percibe sólo $30.000. El mismo seguro por incapacidad a largo plazo le pagará ahora un 60 por ciento del menor ingreso ADEMAS del salario que usted está ganando ahora. De esta manera, recibirá los $30.000 de su nuevo empleo MAS  $18.000, lo cual elevará su ingreso total a $48.000.  

Además de otorgar beneficios salariales, algunas pólizas pagarán gastos adicionales relacionados con su incapacidad, tales como terapia ocupacional y ayuda para que reingrese a la fuerza laboral, así como también cuidado infantil si su cónyuge debe volver a trabajar debido a su incapacidad.                                                              

Lo que le costará el seguro
Como con cualquier otro seguro, usted deberá pagar una prima anual para obtener la cobertura del seguro por incapacidad de largo plazo. Si paga la prima usted mismo, sus beneficios por incapacidad estarán libres de impuestos (lo cual significa que no deberá pagar impuestos sobre esos beneficios que recibe). Sin embargo, si su empleador paga su prima de seguro por incapacidad de largo plazo, sus beneficios por incapacidad estarán, muy probablemente, sujetos al pago de impuestos.

Si usted se encuentra incapacitado por 90 días o más y recibe beneficios, muchas pólizas tienen lo que se llama una cláusula de “dispensa de prima” (premium waiver). Esto significa que no tendrá que pagar la correspondiente prima durante el tiempo que le sea imposible trabajar.

Cuándo el seguro no paga
La mayoría de las pólizas de seguro por incapacidad incluyen condiciones bajo las cuales NO efectuarán el pago de beneficios. Entre otros ejemplos, están los casos en los cuales la incapacidad es el resultado de un acto criminal, suicidio, abuso de drogas o guerra. Algunas pólizas no permiten tener en cuenta las condiciones pre-existentes o la incapacidad debido a un procedimiento médico libremente escogido por el interesado (como la cirugía plástica), de modo que usted debe asegurarse cuáles condiciones están aprobadas y cuáles no para la cobertura de acuerdo con la descripción de beneficios que tenga la póliza.

Cuánto paga el seguro y por cuánto tiempo
La mayoría de las pólizas de seguros por incapacidad tienen un periodo de espera que debe transcurrir antes de que comiencen a pagar beneficios. El periodo de tiempo normal es de 90 días, lo cual significa que los beneficios comenzarán a pagarse 90 días después de que se le ha declarado clínicamente incapacitado y que no pueda trabajar. Si tiene un seguro por incapacidad de corto plazo, su póliza por incapacidad de largo plazo comenzará a regir cuando expiren sus beneficios a corto plazo, usualmente después de que se encuentre sin trabajar entre uno y seis meses. Los planes varían ampliamente en los periodos de espera, y algunos planes le permiten escoger un periodo de espera más extenso por una prima menor (es decir, que usted debería pagar una menor suma por la póliza si está dispuesto a esperar más tiempo para recibir beneficios).

Todas las pólizas de seguro por incapacidad a largo plazo pagarán un porcentaje de su salario –normalmente un 50, 60 o 66 2/3 por ciento—por un periodo especificado de tiempo. Usted debe seleccionar durante cuánto tiempo quiere recibir los beneficios: por lo general, las opciones son de dos años, cinco años o hasta la edad de 65 años.

Dónde puede obtener el seguro
Quizás le sería posible comprar seguro por incapacidad de largo plazo a través de su propio trabajo. Si su empleador no le ofrece seguro por incapacidad de largo plazo, o si usted no cree que el plan ofrecido le otorga beneficios adecuados, podría considerar comprar una póliza individual. Los planes individuales son típicamente más caros que los planes grupales y deberá someterse a un examen médico para que se determine si es elegible para la cobertura. Puede adquirir pólizas de seguro individuales por incapacidad de largo plazo a través de compañías “en línea” (por Internet); a través de agentes de seguros de vida o de una compañía de seguros de vida. O también puede hablar con un planificador financiero certificado para que le proporcione recomendaciones. Haga clic aquí para saber más acerca de cómo trabajar con un profesional financiero.  

Si usted es miembro de una organización o de una asociación profesional asociada con su trabajo o fuera de él, podría averiguar si ofrecen otras opciones de seguro por incapacidad. 

Antes de apresurarse a tomar una decisión y de asumir un compromiso acerca del seguro por incapacidad, dedique un tiempo a comparar precios, condiciones y las diferencias entre las distintas ofertas en plaza. En gran parte, su trabajo afectará el tipo de cobertura que le será posible obtener y cuánto habrá de costarle. Por ejemplo, las personas en trabajos de alto riesgo tales como los de construcción, pueden encontrar muy difícil, y aún muy caro, obtener un seguro. En esos casos no se desanime, siga buscando y pregunte a su empleador, o a cualquier asociación u organización a la que pertenezca si ofrecen seguros por incapacidad con descuentos para miembros. 

Cuánta cobertura debe considerarse
Cuando usted compra un seguro por incapacidad a largo plazo, estará a la vez decidiendo qué porcentaje de su ingreso recibirá por una determinada cantidad de tiempo en el caso que a usted le sea imposible trabajar por algún impedimento. De esta manera, deberá preguntarse ¿cuánto de su ingreso actual usted necesita para vivir? ¿Qué porcentaje de su actual ingreso necesitaría para seguir pagando sus cuentas y mantener su nivel de vida si no pudiese trabajar?

La mayoría de los expertos en seguros le recomendaría obtener la suficiente cobertura para recibir un 60% o, idealmente, un 80% de su ingreso actual en beneficios por incapacidad a largo plazo. Cuando piense acerca de sus necesidades de ingreso, trate de imaginar de qué manera concreta el hecho de encontrarse incapacitado afectaría su estilo de vida y su presupuesto. Por ejemplo, si usted no pudiera trabajar, no tendría tampoco más costos relacionados con el transporte hacia su trabajo. Sin embargo, a la vez, tendrá mayores costos médicos.

Para estimar cuánto de su ingreso podría necesitar si llegara a quedar incapacitado, échele un vistazo a su actual presupuesto. Vea cuánto gasta actualmente. Luego, sume todas las fuentes de ingreso que podría tener si quedara incapacitado. Seguidamente, reste sus gastos de los ingresos, transforme estas cifras en porcentajes y tendrá como resultado el monto máximo de cobertura por incapacidad que probablemente quisiera comprar.

Opciones de cobertura adicional
Además de los beneficios estándar por incapacidad de largo plazo, usted podría tener la opción de comprar algunos “extra” que ofrecen beneficios adicionales, tales como los siguientes:

  • Ajuste por Costo de Vida (Cost of Living Adjustment, COLA) – Después haber estado un año incapacitado, este beneficio “extra” le ofrece un incremento anual en sus beneficios mensuales (entre un 4 y un 10 por ciento) para ayudar a superar la depreciación de la moneda generada por la inflación.
  • Opción de compra futura – Este beneficio le permite adquirir cobertura adicional sin prueba de “seguridad” médica.
  • Residual Beneficio Residual – Este beneficio paga una porción de su beneficio mensual por incapacidad si le es imposible reasumir sus responsabilidades plenas en su actual trabajo en razón de esa misma incapacidad.

 

State Treasurer