Cuando las cosas cambian

Dicen que lo que es constante en la vida es que ésta cambia. Lo mismo es verdad para ser dueño de una casa. Las cosas pueden cambiar con el tiempo. Los costos de utilidad pueden aumentar. La tasa de interés de su hipoteca puede cambiar. Necesita un nuevo techo. El valor de su casa puede aumentar; o disminuir. ¿Por lo tanto, qué hace cuando las cosas cambian? ¿Cómo aborda los cambios para que pueda permanecer en casa? ¿O qué hace cuando está claro que las cosas han cambiando lo suficiente como para necesitar buscar otra casa? Esta sección está diseñada para ayudarlo a considerar cómo responderá al cambio a medida que afecta su papel como dueño de casa.

Qué hacer cuando el costo de ser dueño de una casa aumenta

Existen varios factores que pueden provocar que el costo de ser dueño de una casa aumente. Por ejemplo si los costos de energía aumentan, probablemente deberá pagar más para calentar o enfriar su casa. Quizás haya comprado una casa antigua o una casa que no ha tenido un buen mantenimiento por sus antiguos dueños y necesita hacer reparaciones sustanciales o mejoras. Debido a que las casas cuestan dinero; y esos costos pueden incrementar o disminuir en cualquier momento; es importante anticiparse a esos cambios tanto como sea posible y planearlo según va cambiando. Una manera de hacerlo es considerar crear un fondo de ahorros por separado para necesidades de la casa

Haber acumulado algunos ahorros puede hacer que cambios inesperados, como facturas más altas de servicios básicos o un trabajo de reparación por sorpresa, sean menos estresantes financieramente. Piense también en qué otras posibles fuentes de ingreso o ahorros puede acceder si surgen gastos relacionados con la casa. Las posibilidades incluyen un préstamo de amigos o familia, un préstamo de capital, etc. Pensar de dónde se puede sacar dinero, le puede ayudar a absorber el golpe del costo inicial y permanecer al día en sus cuentas. Y si está leyendo esto como un nuevo dueño de casa, considere guardar dinero adicional simplemente porque las cosas ocurren, y si ha tenido un "amortiguador" financiero, tendrá más opciones cuando las cosas cambien.

Cómo los cambios de la tasa de interés pueden cambiar su hipoteca

La tasa de interés es el precio que la entidad crediticia carga por prestarle dinero para comprar su casa. Si tiene una hipoteca de tasa fija, su tasa de interés no cambiará con el tiempo. Si, sin embargo, tiene una hipoteca con tasa ajustable (ARM) la cantidad de su hipoteca PUEDE cambiar con el tiempo si todas las condiciones del mercado cambian. La mayoría de las hipotecas con tasa ajustable ofrecen una tasa de interés inicial más baja que una hipoteca de tasa fija.

Por eso es importante saber cuál es el tope de la tasa de interés de la hipoteca con tasa ajustable; lo que significa saber qué tanto puede aumentar la tasa de interés con el tiempo. Cada hipoteca con tasa ajustable tiene un límite de qué tan alto puede llegar la tasa de interés y un tope de cuánto puede aumentar la tasa de interés en cada "fecha de ajuste" o fecha en la cual, cada año (o dos veces al año) puede cambiar su tasa de interés.

Por ejemplo, una ARM que se ajusta anualmente puede tener un tope por cada ajuste del 3 por ciento y un tope de su total vigente de un 5 por ciento. En algunas hipotecas con tasa ajustable puede convertirla en un préstamo de tasa fija (gratis) en un punto dado durante la vigencia del préstamo.

Las tasas de interés de las hipotecas con tasa ajustable están atadas a uno de tres índices financieros lo que significa que si la tasa de interés para dicho índice cambia , la tasa de interés de su préstamo se verá afectado. Es importante saber que el índice financiero de su préstamos está atado a:

  • ARM de tesorería indexada ; esta ARM está atada a valores y facturas de Tesorería de los Estados Unidos de 6 meses, 1 año o 3 años. Dependiendo a qué índice esté atado su ARM, su préstamo se ajustará una vez cada 6 meses, año o 3 años.
  • ARM de certificado de depósito indexado ; esta ARM está atada a un índice de certificado de depósito (CD), el cual puede cambiar cada 6 meses. El tope por ajuste es normalmente el 1 por ciento y el tope vitalicio es normalmente el 6 por ciento para este tipo de ARM.
  • ARM de costo de fondos indexados (COFI) ; esta ARM está atada a cuánto le cuesta a una entidad crediticia prestar dinero y se puede ajustar (incrementando o reduciendo) cada mes, 6 meses o 1 año.

Los otros dos tipos comunes de préstamos ARM son: Las hipotecas con tasa ajustable con un período inicial fijo y al final de ese período (es decir, 1 año, 3 años, 5 años, 7 años), una tasa de interés que cambia cada año; y las hipotecas con tasa ajustable que se ajustan solo una vez; normalmente a ya sea 5 o 7 años; y luego la tasa de interés de la hipoteca es fija.

Es importante saber cómo el cambio de una tasa de interés puede afectar sus finanzas. Si se está esforzando para hacer su pago de la hipoteca ahora, ¿lo haría si su tasa de interés aumenta; y de dónde vendría el dinero extra? ¿Qué puede hacer para obtener ingresos extras o reducir gastos para absorber el impacto de un incremento en el pago mensual de su hipoteca? ¿Podría hablar con su entidad crediticia acerca de refinanciar a otro tipo de préstamo hipotecario? Necesita considerar cómo afectaría un cambio en la tasa de interés en sus finanzas y crear un plan ahora acerca de como lo ajustaría, para que pueda continuar pagando la hipoteca y permanecer en su casa.

Cómo puede incrementar o reducir el valor de su casa

El valor de su casa cambia con el tiempo. Varios factores pueden afectar el valor de su casa:

  • donde está ubicado su vecindario,
  • construcciones cerca de su casa que pueden afectar positiva o negativamente la conveniencia de su propiedad a un potencial nuevo dueño,
  • la condición y cuidado de su casa y otras casas en su área,
  • desastres naturales tales como tornados o inundaciones,
  • la tasa de crimen local,
  • la conveniencia de la escuela de su distrito,
  • renovaciones o mejoras que ha hecho a su casa, etc.

Puede ser una sorpresa agradable saber que su casa incrementa en valor, pero tenga cuidado de que también puede crear un incremento en el impuesto de su propiedad. Por otro lado una reducción en el valor de su casa no puede ser tan solo una desilusión emocional sino que una preocupación financiera si desea, o necesita, vender su casa.

Es bueno dar algo de conocimiento de cómo un cambio en el valor de su casa puede afectar sus finanzas y su habilidad para vender y mudarse en el futuro. Debe establecer una relación con un buen corredor de bienes raíces que lo puede mantener informado de cómo las ventas de casas han cambiando en su vecindario proporcionándole un análisis de mercado comparativo (CMA). Si piensa en vender su casa, debe obtener una inspección de la casa para ver qué reparaciones o mejoras puede o necesita hacer, para poder obtener la mejor cantidad de reventa para su casa.

¿Qué pasa con su factibilidad de permanecer en casa si su presupuesto cambia?

Tal vez su ingreso disminuye debido a la pérdida del trabajo o reducción de horas. Tal vez sus gastos aumentan debido a los altos costos de energía o una enfermedad. Tal vez es una combinación de ambas. Los cambios en su situación financiera pueden tener un impacto significativo en su habilidad para pagar su hipoteca. Lo importante es empezar con sus prioridades y luego saber financieramente qué debe ocurrir para que funcionen estas prioridades. Por ejemplo, si su prioridad es permanecer en su casa actual, determine su total de costos relacionados con su vivienda y luego compárelos con su ingreso total actual. Puede cubrir su hipoteca si cambia sus hábitos de gastos o necesita aumentar su ingreso al buscar un trabajo de medio tiempo, cobrar dinero prestado, pedir un aumento o buscar un trabajo con mejor paga, etc. Haga clic aquí para encontrar algo de motivación en cómo identificar qué provoca que su presupuesto se apriete y qué puede hacer para arreglarlo. Pensar en el futuro acerca de qué puede hacer para aumentar sus ingresos o reducir sus gastos puede ayudarlo a aliviar su estrés si su presupuesto no cambia.

Y absolutamente, contacte su compañía hipotecaria rápidamente si piensa que no va a poder realizar el pago completo a tiempo. Su entidad crediticia puede interesarle buscar un diferente plan de pago para permitirle quedarse en su casa manteniéndose al día en su hipoteca.

Aprenda más acerca de opciones que pueden estar disponibles para ayudarlo a permanecer en su casa y estar al día en su hipoteca; o modifique su hipoteca para hacerla más razonable; a través de nuestro centro de ayuda para hipotecas de dueños de casas.

State Treasurer