No podría ser un inversionista.

FALSO.  

Usted ya es un inversionista, aún si no es dueño de una simple acción, bono o fondo mutuo. Si alguna vez se ha tomado tiempo en criar hijos, aprender a cocinar, mejorar sus destrezas en su trabajo o gastar dinero en aprendizaje, una casa, un auto que necesita para ir al trabajo, o en el puesto de limonada de su hijo, ha hecho una inversión: ha renunciado a algo valioso hoy porque desea tener algo más valioso en el futuro. Cuando se trata de sus finanzas, invertir significa cambiar un tipo de activo; es decir dinero, también conocido como "capital  o principal," -por otro tipo de activo, una inversión, con la meta de ganar una recompensa futura o "ganancia”—¡es decir más dinero!

¿Tiene metas financieras o de vida? ¿Desea comprar una casa, enviar a sus hijos a la escuela universitaria, o jubilarse sin necesitar un trabajo? Si es así, usted puede ser un inversionista. Es simplemente posible comenzar. Los mercados financieros lo hacen posible para casi todos quienes invierten al comprar valores que se ofrecen al público por negocios o gobiernos. Estos valores tan solo se puede comprar a través de compañías de servicios financieros. Tan solo puede comprar valores individuales y crear su propia cartera, o puede comprar acciones en carteras gestionadas profesionalmente de valores conocidos como fondos mutuos.  

Los "inversionistas autodidactas" necesitan bastante tiempo para investigar los tipos varios de inversiones disponibles, desarrollar su propia estrategia, tomar sus propias decisiones y ver sus resultados. Si es como la mayoría de las personas, aunque, probablemente querrá un poco de asistencia profesional de un asesor financiero. Para aprender más acerca de personas que lo pueden ayudar, haga clic aquí.

Medidas de acción:

  1. Piense acerca de sus metas financieras más grandes y de largo plazo. Si ya tenía algunos ahorros incluyendo un fondo de emergencia, y ha abonado (o saldado) su deuda con la tarjeta de crédito, ¿qué desearía para usted y su familia? ¿cuánto cuesta esto? ¿en cuántos años, realísticamente, le gustaría lograr estas metas? ¿Necesita que sus inversiones creen ingresos que alcancen para los gastos de ahora? Una vez que decida hacia dónde quiere ir, será más fácil resolver el cómo llegar.
  2. Averigüe si su empleador ofrece un plan 401k o plan de ahorros para jubilación de contribución definida similar para ayudarlo a invertir para su jubilación. Su compañía tal vez pueda coincidir con los fondos que invierte. Si participa, es un inversionista. Revise las declaraciones de su cuenta y asegúrese que entienda qué tipo de inversiones tiene a través de su plan 401k o de jubilación. Si ha estado muy ocupado para conocer acerca del plan de su compañía, conozca más y regístrese ahora. No participar en uno es como rechazar dinero gratis. Si su empleador no ofrece un plan 401(k), conozca más acerca de cómo crear su propio plan de jubilación a través de nuestra Sección de jubilación.
State Treasurer